Scroll to top

Los 5 lenguajes del amor


Elena Villanueva - 3 de diciembre de 2020 - 0 comentarios

El amor es un arte, y como tal hay que aprenderlo y practicarlo. Más allá de la química, la conexión emocional, el deseo de compromiso y los proyectos de futuro, hay algo clave que muchas veces pasamos por alto: que te amen como necesitas ser amada, es decir, que hablen tu lenguaje emocional. Para tener más posibilidades de “amar bien y ser amada” lo mejor que puedes hacer es conocer los 5 lenguajes del amor y practicarlos.

La forma de amar es personal e intransferible. No existe una única manera de expresar amor, y cada uno de nosotros tenemos un lenguaje del amor primario—a través del cual expresamos naturalmente nuestra forma de amar—, de la misma manera que todos tenemos una lengua materna que aprendemos de pequeños.

Cada persona tiene un lenguaje del amor favorito, como una lengua materna del amor.

Nuestro lenguaje del amor lo aprendimos en la infancia. Pero curiosamente de dos maneras muy diferentes: por lo que hubo o por lo que no hubo. Por lo que vimos o por lo que no vimos en casa. Por ejemplo, si tu padre expresaba amor con regalos, es posible que copiaras inconscientemente esa forma de expresar amor, y ahora tú también hagas regalos para expresarlo. O por el contrario, puede que expreses amor con palabras, porque durante tu infancia tu padre nunca te dijo que te quería, y lo echaste mucho de menos.

La necesidad más esencial de las personas es sentirse amadas. No es una necesidad urgente para sobrevivir, como lo es beber o dormir, pero sí es básica para sentirnos emocionalmente sanas.

Todas tenemos un depósito emocional que va llenándose con expresiones de amor. Pero si esas expresiones de amor no coinciden con tu lenguaje del amor primario, no sumarán en tu depósito, porque no las sentirás como amor aunque lo sean

Por ejemplo, si tu pareja expresa amor con actos de servicio pero tu lenguaje emocional es el contacto físico y tu pareja apenas te toca y te acaricia, poco te importará que te prepare la cena o arregle la casa.

También recuerda: tu pareja no tiene la responsabilidad de llenar un depósito de amor que está vacío. Es responsabilidad tuya llenarlo y amar desde tu depósito lleno. Como la taza de té que llenas hasta que se desborda. El verdadero amor viene de aquello que rebosa –y no de quitártelo a ti misma vaciando tu taza para llenar la del otro.

Llenar tu depósito del amor no es responsabilidad de tu pareja

Muchas de las dificultades dentro de la pareja parten de un problema de base: que no hablan el mismo lenguaje emocional. Si tu novio fuera americano tendrías que aprender inglés para poder comunicarte con él. ¿Por qué, entonces, no consideramos esencial aprender el lenguaje emocional del otro para que la relación funcione?

Los 5 lenguajes del amor

1.

El contacto físico

La lengua materna de las personas kinestésicas.

El contacto físico es uno de los lenguajes del amor más poderosos que existen, porque es el lenguaje que nos nutrió (o debería habernos nutrido) en nuestra infanciay es el que ofrece consuelo y seguridad.

A veces, las mujeres que hablan este lenguaje tienen problemas con sus parejas porque lo confunden con querer tener sexo. Si bien el sexo es una parte muy importante del contacto físico, las personas que prefieren este lenguaje disfrutan con el contacto físico más allá de la cama. Por lo tanto, si todas tus caricias acaban en sexo, es posible que éste no sea tu lenguaje del amor. Las caricias y las miradas dicen cosas que muchas veces no se pueden expresar con palabras: un beso en los labios al llegar a casa, una caricia en la mejilla tomando un café, un roce casual con el cuerpo al cruzarse en la cocina, un abrazo largo, un masaje de pies en el sofá, etc. El cuerpo es una prioridad.

Consejo para diosas:

Las personas que disfrutan con estas expresiones de afecto lo hacen tanto en la intimidad como en presencia de otros: una bonita manera de expresar amor a tu pareja durante una cena con unos amigos es cogerla de la mano o apartarle un mechón de la cara y acariciarle la mejilla de paso.

2.

Palabras de afirmación

La lengua materna de las personas auditivas.

Las palabras son importantes. Muchas veces no somos conscientes del poder que tienen y de la huella que dejan en nuestra vida para bien o para mal. Si a menudo te sientes sorprendida por el efecto negativo que tienen en ti las palabras desedificantes, el tono de voz seco y cortante, y te desconcierta la forma poco delicada en la que se hablan las parejas que conoces, puede que éste sea tu lenguaje del amor.

Las personas cuya fuente principal de amor son las palabras necesitan: palabras de afecto y elogios, que muestran aprecio y reconocimiento, como un «te quiero»«te echo de menos»,o «estás preciosa»;palabras de aliento, que edifican, inspiran valor y muestran gran empatía, del tipo«estoy contigo»«¿cómo puedo ayudarte?»«todo va a salir bien»; palabras amables, para buscar la comprensión y la reconciliación tras los desacuerdos, sin recrearnos en los fallos del otro, como «siento haber llegado tarde», y palabras humildes, que expresan nuestras necesidades y deseos, pero sin demandar, tal como «me encantaría que vinieras a recogerme al aeropuerto», ya que el amor pide, pero no exige.

Consejo para diosas:

El tono de voz y la intención con las que digas estas palabras serán también importantes, ya que un tono de voz demasiado alto o unas palabras dichas con sarcasmo no funcionarán. Las palabras también pueden decirse por escrito, con la ventaja de que tu pareja podrá leerlas y saborearlas una y otra vez. Una nota de amor escondida en el libro que está leyendo tu pareja puede ser una forma maravillosa de expresar tu amor por ella.

3.

Tiempo de calidad

La lengua materna de las personas muy terrenales y activas.

Parece obvio pensar que dedicamos tiempo a las personas que amamos, pero muchas veces no es así. En nuestra vida diaria, con el trabajo, los hijos (si los tenemos) y los estímulos externos que nos bombardean constantemente, descuidamos el tiempo que compartimos con nuestra pareja y a menudo damos cosas por sentado. Muchas veces estamos en una habitación con una persona, y sin embargo, esa persona «no está» ahí. Está viendo la tele, mirando el móvil, o distraída con sus pensamientos. Las personas que hablan este lenguaje del amor quieren la atención completa de su pareja, les encantan las citas, los planes y los encuentros cara a cara.

No basta con «estar», se trata de «compartir», de «involucrarse», de dedicarle nuestra plena atención, no porque «toca», sino porque la amamos. También se trata de aprender a escuchar y conversar sin distracciones.

Consejo para diosas:

Cuando hagáis cosas juntos (pasear, salir a cenar, ir al cine, conversar), el acto en sí no será tan importante como la dedicación que ofreces al otro y el placer de disfrutar de su compañía.

Los 5 lenguajes del amor II - Blog Endiosadas

Hablar con todos los lenguajes del amor a tu hijo o hija y detectar cuál es su favorito también hará que se sienta mejor amado.

4.

Actos de servicio

Puede convertirse en el lenguaje favorito de las personas que han pasado muchas dificultades.

Los actos de servicio son acciones que realizamos para expresar nuestro amor y deseo de cuidar al otro: ir a recogerle al aeropuerto, cuidarle cuando está enfermo, preparar la comida, poner la lavadora, ayudarle en un proyecto, etc. Estos actos te hacen sentir que eres importante y que aquel que está contigo encuentra el espacio y el tiempo en su vida para poder dedicártelos a ti.

Consejo para diosas:

Los actos de servicio son expresiones de amor y no de manipulación, y no deben ser realizados por temor o culpa ni forzados a través del chantaje. Estos actos se piden o se ofrecen, no se exigen ni se reclama contraprestación.

5.

Regalos

Suele ser la lengua materna de las personas más visuales.

Lo regalos son el símbolo más visual del amor. No tienen por qué ser caros, ni siquiera tienen por qué tratarse de algo material. Puedes comprarlos, hacerlos tú misma o encontrarlos –la intención es lo que cuenta. Puede ser una caja de bombones, una notita con un mensaje o una flor del campo. También puedes regalar tu presencia cuando el otro la necesita (y esto es gratis). Cuando inviertes en un regalo, también estás invirtiendo en el amor de tu relación.

Consejo para diosas:

Para las personas que hablan este lenguaje las ocasiones especiales como los aniversarios o los cumpleaños son fechas muy importantes, aunque el regalo también puede ser algo espontáneo e inesperado. También se ofenden si hacen un regalo y el otro no expresa emoción al recibirlo. Recuerda, no se trata de comprar amor a través de regalos, sino de pensar en el otro y en su bienestar emocional.

¿Y tú? ¿Ya sabes cuál es tu lenguaje del amor?

Lo ideal sería una relación que tuviera un poquito de cada uno. Aunque cada uno de nosotros tenga un lenguaje del amor primario, sería maravilloso ser capaz de comunicarse en los cinco lenguajes del amor, como una persona multilingüe que se mueve a sus anchas por el mundo, que se comunica con facilidad con los otros, que disfruta de diferentes paisajes y culturas y que, en definitiva, se siente libre y con más opciones por ello.

Ten en cuenta que no se trata de amar más, sino amar mejor. Que le llegue tu amor al otro. Porque cualquier falta de amor es trauma. (Quizás puede interesarte visitar “Los 3 tipos de trauma”)

Los 5 lenguajes del amor - Amazon
Los 5 lenguajes del amor - Amazon

Conoce todo de ti para sacarte el mejor partido.

Porque tú lo vales,

¡Endiósate!

X