.

El verano es el termómetro del éxito en tu vida

Verano el termómetro de tu éxito

El verano es el termómetro del éxito en tu vida

El verano es la estación preferida para mucha gente. Buen tiempo, amigos, ropa ligera, playa… 

Sin embargo, para muchas personas hay una brecha grande entre sus EXPECTATIVAS de éste y la REALIDAD. ¿Eres una de ellas?

Y es que, lo sepas o no… 

“El verano es el termómetro del éxito en tu vida”

¿Quieres comprobar si lo has aprobado?

Es posible que “diciembre” y las Navidades sean el indicador de lo bien que te va con tu familia, pero dado que hoy en día anhelamos la satisfacción en muchas más facetas, “agosto” es un indicador todavía más completo.

Te diré por qué…

Por encima de todo hay una cualidad que define al verano: MÁS LUZ. 

En el verano todo se ve más. Todo sale hacia afuera.

Y como diría mi abuela: “El dinero, el amor y la alegría no se pueden ocultar”, pues yo añado: “y menos en verano”.

A ver… pongamos a prueba tu verano:

Toma nota de tus resultados para identificar y poner remedio. 

¿Cómo te has encontrado físicamente?

  • ¿Has ido a la playa con una tripa como si llevaras un canguro dentro?
  • ¿La banda sonora interna en tu cabeza ha sido: “¡Tengo que adelgazar!, tengo que adelgazar ¡urgente!”, cada vez que te comías un boquerón?
  • ¿Te has sentido tan poco en forma y cansada como lo habría hecho tu abuela?

Esto en invierno no lo verías tan claro.

¿Cómo ha ido tu salud?

No es lo mismo estar débil y sin ganas de nada, y quedarte en casa, en verano que en invierno. Estar tan a gusto en el sofá con una mantita, que sudando y sin poder dormir, mientras todo el mundo cuelga su mejor posado del verano. 

¿Cómo has pasado el verano de salud física y emocionalmente?

¿Trabajo?

  • ¿Tienes un trabajo que te deja vivir?
  • ¿Has podido tomarte vacaciones?
  • ¿Has tenido que estar todas las vacaciones pegada a un móvil?
  • ¿Tu salario te ha dado para que puedas hacerte un viaje en verano sin tener que hacer malabarismos?

¿Amigos?

En verano apetecen los planes, ¿te has sentido sola? ¿O tienes una vida social tan rica que has ido de plan en plan y tiro porque me toca? En este caso, ¡apúntate un tanto!

¿Como te va en el Amor?

Cerca del 30% de los más de 100.000 divorcios que se producen en España cada año ocurren al final del verano.

Si en tu relación hay rencillas sin solucionar, es posible que pases el invierno sin apenas notarlo —ocupados cada uno en lo suyo—. Pero el verano puede desatar a la bestia. 

Quizás un mes en las Maldivas, donde tu vecino de tumbona está a unos 4 o 5 metros y sin niños, pudiera unir los lazos, pero las playas abarrotadas, el calor extremo, hacer mil preparativos para salir de casa, y que abandonar la playa cueste casi tanto como abandonar el país… no ayuda. 

¿Tu relación es tan saludable que ha salido airosa de las inclemencias del verano?

¿Y Tu Economía?

El verano es para los apartamentos en la playa, los viajes cruzando el charco, hoteles de ensueño y paellas a la orilla del mar, pero si tu economía no esta muy boyante la cosa cambia bastante.

  • ¿Tenías un presupuesto destinado a las vacaciones? ¿era éste considerable?
  • ¿Tenías ahorros para no tener imprevistos si te pasabas de la raya?
  • ¿O tenías la visa dispuesta al máximo?
  • ¿has tenido que irte al pueblo de tus padres, haciendo de tripas corazón, sabiendo que esta era la única opción de vacaciones o nada? (No creo que subas muchas fotos a Instagram en ese caso :P)

En conclusión, que el verano es para las bicicletas y la gente que ha hecho los deberes.

Lo mejor es que seas sincera.

Si todo ha ido sobre ruedas, ¡te doy la enhorabuena!

Si más bien tus últimos veranos van hacia abajo y sin frenos, no te aflijas. No eres la única. 

Estas viendo un síntoma. Te lo explicaré…

Si mientras las influencer (y alguna que otra de tus amigas) cuelgan fotos en lugares paradisíacos, con cuerpos y acompañantes de infarto, tú estabas contra tu voluntad en el pueblo de tus padres sintiéndote aburrida, frustrada, envidiosa y con ganas de un cambio, aunque te pese, estos son los sentimientos que ha producido tu verano. 

Es el veredicto.

El verano son las notas de fin de curso de la edad adulta

N.M.= (Necesitas mejorar).

Este es el saldo de tu balance personal. El que dice cuán a gusto te sientes en tu piel y con tu vida hoy por hoy. 

Mejor no lo niegues, y haz algo.

Aunque podamos caer en el cliché de pensar que esas fotos maravillosas tienen filtros, que el dinero no da la felicidad, que podrías ser igual de feliz aquí—en tu pueblo de Cuenca— que en Isla Mauricio… lo cierto es que tiene mérito que alguien pueda lucir el bikini sin michelines, con lo sedentarias que son nuestras vidas; tener el tiempo y el dinero para irse lejos, con las mierdas de trabajos que se ven por todos sitios; y si además ha logrado lo más importante, una grata compañía, lo mejor que podemos hacer es copiar.¡Las cosas como son!

Más azúcar más dulce.

Más opciones a tu alcance, más vivirás a tu manera, y más feliz serás en verano y en invierno.

Siempre existe una causa por la que deseas una vida EXCITANTE y tienes una vida ABURRIDA, seguramente porque pecas de alguna de “Las 5 causas más comunes de que tu vida sea un aburrimiento”. Léelas y date cuenta de cuál es tu mayor escollo.

1# Crees que la vida te debe todo, y dejas de hacer tu parte.

Crees ilusamente que tú y todo el mundo se merece unas vacaciones, unos días de playa, un piso, salir a cenar, estar delgado… pero no es cierto. La vida funciona de otra manera: más siembras, más recoges.

La vida pone mucho a tu alcance: la semilla, el sol, la lluvia, el oxígeno… pero tú tienes que ir y plantarla, regarla, abonarla, ararla y esperar a que salgan los frutos, los puedas vender, e irte con el rendimiento que has sacado de ellos de vacaciones.

¿Esperas recoger sin sembrar? Necesitas madurar, pues.

2# No sabes perseverar.

Es posible que tú seas consciente de que las opciones no caen de los árboles, y pongas de tu parte. Pero también es muy posible que no sepas perseverar. Que seas de esas personas impulsivas, que se deshinchan muy pronto, que no son capaces de contenerse, y que siempre acaban toman el camino fácil, el de la gratificación inmediata, más pronto que tarde. (Yo fui así durante mucho tiempo)

Pero caminos difíciles llegan a extraordinarios destinos, recapacita.

Porque me lo merezco, porque por un bolso nuevo no pasa nada, porque voy a tomarme un mes libre y luego ya haré lo que tengo que hacer… Te dispersas y dejas el camino hacia tus objetivos. Así nunca recoges de tus semillas unas buenas manzanas.

¡Hay tantas personas así en esta “Era de la inmediatez”!

3# No solucionas tus problemas de fondo

No sabes solucionar problemas. Te crees que tu problema es el que se ve. Y te esfuerzas y te esfuerzas, pero no funciona. Porque en realidad tu problema no es nunca lo que ves, sino lo que hay debajo de lo que ves. 

No es donde caíste donde esta la causa, sino donde resbalaste.

Quizás no haces más que trabajar pero tu salario es una miseria. El problema no es el dinero, ni tu gestión de éste, el problema es que tienes un trabajo de mierda.

Quizás te quejas porque tienes un trabajo fatal, pero el problema es por qué estás en él y no te vas. ¿Es porque te falta formación? Entonces el problema no es el trabajo es la falta de formación.

Muchas mujeres viven deprimidas y sin energía simplemente porque están tolerando lo intolerable en sus relaciones de pareja. Su problema no son los síntomas, que tratan de quitar con medicamentos, lo que hay que quitar es la pareja. 

Para solucionar de verdad un problema tenemos que acudir al fuego no al humo.

4# Acarreas dolor emocional sin solucionar

No importa lo que te esfuerces en la vida, si acarreas dolor emocional y no lo haces consciente, esté emergerá en tu vida de manera encubierta a través de ponerte en una situación de escasez.

Primero te convertirá en una persona muy impulsiva, hasta incluso insaciable, necesitarás personas, actividades y estímulos cada vez mayores para anestesiar tu incomodidad interna. Es posible que algunas de estas vías de escape que te evaden—fumar, comprar, salir con ese hombre no disponible…— se conviertan en adicciones—de las que dejas de tener el control—, y a partir de entonces, ocupada en anestesiar tu dolor, te ocupes malamente de cuidar tu cuerpo, tus relaciones, tu trabajo y tus proyectos de vida.

Lo que se cuida crece y lo que no se pierde. 

Así que, descuidando tus cimientos, cada vez serás menos capaz de crear rendimientos para irte de vacaciones o para lo que sea.

La inteligencia emocional para poder digerir los daños emocionales, a los que todos estamos expuestos, es crucial para asegurarnos una buena vida.

5# Estas paralizada

Es posible que, si las cosas no te han salido con el esquema que te habían educado, te encuentres paralizada. Tienes para sembrar, quieres sembrar, pero no sabes dónde hacerlo.

Si no te has casado como siempre pensaste que harías, si no has tenido un hijo como dabas por hecho, y te sientes como si estuvieras en un callejón sin salida, a pesar de que solo tienes 40 años, lo que necesitas son nuevos esquemas.

Necesitas inspiración. 

De hecho, muchas terapias eso es lo que hacen: ayudarte a ampliar la conciencia de tus posibilidades. Que en realidad son muchas.

En fin, la conclusión es esta: crear el verano de tu vida requiere de planificación, inversión y frutos.

Recuerda que tienes todo el invierno para hacer unos cuantos arreglos y que el año que viene apruebes, y al siguiente saques un notable, y al siguiente un excelente. ¡O vayas al excelente de cabeza!

Pero para ello tendrás que ver primero y hacer arreglos después.

¡Endiósate, pues!

Únete a esta tribu de mujeres que quieren llevarse a su mejor versión.

Cuéntame, ¿Cómo te ha ido a ti el verano?

¡Quiero saber de ti!

6 Comentarios
  • yelitza orama rojas
    Posted at 11:18h, 04 octubre Responder

    Excelente, bravo Isabel. Feliz de tu regreso y por todo lo alto.

    Un abrazo enorme y sincero desde Isla de Margarita-Venezuela

    • Isabel Tarín
      Posted at 13:40h, 04 octubre Responder

      Muchas gracias Yelitza! Mucho amor para Venezuela también.

  • Chanel Gerardine
    Posted at 14:14h, 04 octubre Responder

    Que bonita, gracias por compartirnos tu experiencia

    • Isabel Tarín
      Posted at 14:17h, 04 octubre Responder

      Un placer, Chanel. Gracias por animarme

  • Aixa Tovar
    Posted at 18:42h, 05 octubre Responder

    Gracias Isabel por este regalo..

    • Isabel Tarín
      Posted at 07:24h, 06 octubre Responder

      Gracias a ti Aixa por animarme

¿Qué te ha parecido el artículo? ¡Coméntanos!