Scroll to top

5 pasos para planificar un 2021 lleno de logros


Isabel Tarín - 30 de diciembre de 2020 - 0 comentarios

5 pasos para planificar un 2021 lleno de logros

No sé si sabes que el ser humano solo está plenamente satisfecho cuando en su vida hay un equilibrio entre el hedonismo—disfrutar de los placeres—y el crecimiento eudaimónico—el que viene de currártelo, progresar y lograr sueños cumplidos. Hoy te voy a enseñar 5 pasos para planificar un 2021 lleno de logros.

“Ningún viento será favorable para quien no sabe a dónde se encamina”, Séneca.

El Secreto para vivir emocionada por existir

Todo en la naturaleza posee una fuerza interior, una especie de instinto que empuja hacia la autorrealización, hacia convertirse en lo mejor que puede ser. Por tanto, no hay nadie que no sienta la necesidad de crecer y progresar pero algunas personas, en especial las mujeres, tienen este instinto algo inhibido por falta de práctica. Tu capacidad de cumplir sueños se puede desarrollar como un músculo en el gimnasio y los objetivos son sus pesas. 

Cuanto más tiempo lleves planificando tus objetivos, más grandes y en menos tiempo serás capaz de cumplir tus sueños. Aunque queremos comodidades y placer en realidad esforzarnos aporta el 50% del sentido y la satisfacción de nuestra vida. Cumplir propósitos es un seguro de salud y vitalidad. Si no escuchas tu llamada a crecer, si no le despejas la pista y vas progresando es seguro que acabarás apática, ansiosa, deprimida y finalmente físicamente enferma. 

Podríamos decir que «progresar es imprescindible para ser feliz» 

Un objetivo es una meta o propósito que mejora tu vida pero que depende en alguna medida de tus acciones. Por el contrario, llamamos deseo al sentimiento de excitación que te produce imaginar que disfrutas de la persona, cosa o circunstancia que es quieres pero que no depende directamente de tus acciones, o no en mucha medida. 

Por ejemplo, un objetivo sería mejorar la sexualidad con tu pareja y un deseo sería que él estuviese  locamente enamorado de ti. El primero depende en mucha medida de ti, el segundo no. Otro ejemplo: un objetivo sería adelgazar 5 kg y un deseo sería tener una constitución estrecha y menuda. Así como el primero es seguro que depende de ti, el segundo excede a tu poder porque determinar tu naturaleza le corresponde a Dios.

Si te comprometes con el logro de un deseo (y no de un objetivo) solo conseguirás sentirte impotente y empobrecida. Como no avanzarás ni cosecharás a pesar del esfuerzo te obsesionarás, te ofuscarás, te llenarás de envidia y, en definitiva, te desgastarás porque estarás luchando contra la naturaleza y no ayudándote de ella (que es de lo que se trata). Por el contrario, si eliges trabajar en objetivos adecuados ellos te servirán de brújula, inspiraran tus decisiones, te mantendrán concentrada, motivada, con energía, cosecharás y te llenarás de autoestima a cada paso.

Si sufres muchos de tus problemas proceden de no saber distinguir entre lo que puedes trabajar en mejorar y lo que no. Por eso en los grupos utilizamos esta oración tan necesaria para ganar claridad: “Dios concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que sí puedo y sabiduría para distinguir la diferencia”.

Paso 2: Pide sin miedo y se te dará

La mayoría de la gente no sabe lo que quiere porque nunca se lo ha preguntado en serio. Piden a la vida algo así como salud, dinero y amor pero estos no son objetivos son generalidades que no llevan a ninguna parte. Son como subir a un avión y no poner las coordenadas del destino deseado y pretender llegar justo al destino correcto y puntual, o como ir a El Corte inglés y cuando te pregunta la dependienta “¿En qué puedo ayudarle?” tú le digas: “Quiero estar guapa”. Pidiendo a la vida de manera vaga conseguir lo que quieres es mera casualidad. Por el contrario, si le dieras unas coordenadas lo más exactas posible “Quiero un vestido rojo, de máximo 100€, entallado, de tela brillante, estilo cocktail y de la firma Ralph Lauren” el éxito estaría casi garantizado.

Puedo asegurar que la mayoría de personas que acuden a terapia no saben lo que quieren, quizás por eso acuden a terapia. Sin objetivos claros la vida es como ir en un barco sin capitán que tarde o temprano irá a la deriva. El Universo está conspirando para que se hagan realidad todos tus sueños del corazón (no del ego). Está intentando traerte toda la abundancia posible, pero eres como un pato mareado que de ir a la deriva ni te enteras que te están llegando ayudas y oportunidades por todas partes. 

Así que para empezar ¡tú pide! ¡Tú pide lo más grande y exactamente posible! Tus deseos inspirarán tus objetivos, que serán el motor. Eso sí, pero ¡mucho ojo! Para que tus deseos sean casi órdenes para el Universo, para que con muy poco de tu parte ya sientas que la vida te impulsa, que tienes suerte y que todo lo que puede salir bien sale bien debes asegurarte de que tus deseos vengan del corazón no del ego. 

Recibimos de la vida todo lo que nos atrevemos a reclamar—con el pensamiento, la palabra y la obra—y con insistencia. 

Paso 3: Planifica tu jardín

«Había una vez un hombre que se encontraba en su jardín faenando como siempre entre sus flores y árboles. Los tenía preciosos y muy bien cuidados.

Mientras se dedicaba a quitar la maleza se acercó su vecino:

–Hola Julio, ¡qué bonito está el jardín! ¡Vaya que sí! Si es que la naturaleza es tan rica… ¡Dios nos da tanto que las plantas van solas! Dios les ha puesto la tierra con su alimento, el sol para la fotosíntesis, la lluvia para que no les falte agua y el viento…, el viento para que esparza las semillas.  ¡Cuánto tienes que agradecerle a Dios!

–¡Y Dios a mí! Que antes de que yo viniera ¡Él tenía esto hecho unos zorros!»

Sueña en grande, pide como una niña haría la carta de los Reyes Magos (puedes inspirarte en 5 ejercicios para descubrir tus sueños), luego baja a la tierra y ponte a currar. Se lo más humilde posible y comprométete con pasos pequeños, asequibles y cotidianos que te acerquen donde quieres ir. Aunque al principio creas que es imposible llegar hasta tus sueños más ambiciosos, esto no es cierto. Tu sueño está solo a unas cuantas acciones de distancia de ti. La verdadera cuestión es ¿estás dispuesta a dar esos pasos? Y para poder hacerlo con rigor y no abandonar a la primera de cambio, ¿estás dispuesta a tener fe en lo que aún no se ve?

Si quieres ser una mujer con una vida de éxito—tener una vida a tu manera— entonces tienes que sentarte en el asiento del piloto, poner las coordenadas y encender el motor. El resto se hará a sí mismo en el 50% casi que solo. Nunca te vayas a dormir el día 31 de diciembre sin tener tus objetivos—coordenadas—del próximo año reflexionados y anotados. Solo el acto de escribirlos en el papel te transformará. Te hará que los visualices, que sin darte cuenta tu subconsciente empiece a trabajar, consigas ver oportunidades donde antes no veías nada y dejes de ser indecisa porque sabrás dónde vas y por qué, y ya no serás vulnerable a que alguien te use.

Este es un ejemplo de cómo lo hago yo; toma ideas y luego haz tu propio procedimiento. 

1. Collage inspirador

Dejo que mi niña interior—mi parte emocional más pura—haga un collage de fotos con todos sus sueños: los más probables pero también los más ambiciosos y rocambolescos. Cuando en 2013 hice este ejemplo que te muestro me sorprendí porque surgieron muchas películas de la infancia y la adolescencia (como “El gato del FBI” o “Un chico como todos”) en las que ambas protagonistas se esforzaban mucho, incluso transgrediendo normas, para seguir sus intuiciones y cumplir proyectos personales. Desde entonces he tenido muy claro que esforzarme por un proyecto que ayudara al mundo era algo que me movía profundamente por dentro. Sabiendo esto se hizo mucho más fácil que acertara en cómo hacerme un poco más feliz. 

Si le das a tu niña el tiempo, el material necesario y no la juzgas darás con un collage de sueños que inspirará tu vida por el camino de la emoción por existir y que tendrá vigencia incluso una década. 

Ejemplo Collage inspirador - Blog Endiosadas.es
Ejemplo Collage inspirador - Blog Endiosadas.es

2. Ficha de objetivos anual

Estos objetivos deben ser sencillos y cotidianos. Recuerda que aspiras a avanzar pero también a disfrutar de lo que ya tienes. Así que, sobrecargarse es contraproducente. Conseguir la vida que deseas es una carrera de fondo no un sprint.

Te muestro la plantilla que he utilizado para este año y te dejo la misma abajo autoeditable para que la descargues fácilmente y la hagas tú también.

Primero deberás dividir tus objetivos en categorías, asignar una puntuación a cada categoría y luego desglosar los pequeños pasos que vas a dar durante el año para mejorar tu puntuación. Debes poner los círculos más grandes en los objetivos en los que estás peor y debes concentrarte más. Para que los veas bien.

Ejemplo objetivos 2021 - Blog Endiosadas
Ejemplo objetivos 2021 - Blog Endiosadas

Descarga PDF plantilla de objetivos 2021 autoeditable.

Paso 4: Destruye lo que no te sirve

Si sufres, no te gusta tu vida o eres nueva en esto de hacer objetivos es especialmente importante que añadas una categoría que se llame “destruir”. Destruir es tan importante como construir. Si no quitas de tu jardín las malas hierbas antes de plantar las nuevas semillas por buenas que sean no medrarán. Así de sencillo.

De nada te servirá que vayas al gimnasio si luego tienes la nevera llena de porquerías. Lo mismo si te cuidas mucho la piel con cremas caras pero todavía fumas. Si inviertes dinero y tiempo en ir a terapia, esfuerzo en leer libros de autoayuda y luego no has cortado el cordón umbilical con tu madre deprimida que te está contagiando la depresión o tienes una pareja tóxica, ambivalente, que no te quiere ni te trata bien y por la que vives todo el día en una montaña rusa. Así que anota estos obstáculos en tu casilla de destruir: 

“No comprar coca-cola ni patatas fritas para casa. Solo tomarlo ocasionalmente en fiestas” 

“Comprar el Champix para dejar de fumar el día X”

“Terminar con Fulanito y bloquearlo”

“Soltar a mamá con amor. Llamarle solo una vez a la semana para que encuentre otro paño de lágrimas que esté más fuerte que yo”

Hoy en mi vida no tengo casilla de destruir, pero es el primer año que esto me ocurre. Por ejemplo, el año pasado tenía evitar a unas amigas que quiero mucho pero que no me impulsaban a crecer, el anterior dejar de fumar, el antepenúltimo cortar la visa para no gastar (así que me pasé un año sin tarjeta de crédito hasta que me acostumbré a no usarla) y los primeros años confieso que había casi más en “no hacer” que en “hacer”. 

Destruye aquello que te lastra, soporta pasar por un trecho de vacío e incertidumbre y poco después empezarás a ver la luz de la abundancia al final del túnel.

Destruye aquello que te lastra, soporta pasar por un trecho de vacío e incertidumbre y poco después empezarás a ver la luz de la abundancia al final del túnel.

Paso 5: Espera y cosecha

Una vez hecha tu ficha de objetivos para el próximo año, ve al calendario y anótate otras tres citas aproximadamente en las siguientes fechas:

31 de marzo: Relee y refresca tus objetivos concienzudamente para recordarlos bien. Parece que no pero se van difuminando con los meses, no lo permitas.

31 de julio: Haz una medición de qué tanto por ciento has logrado ya y recalcula la ruta si procede. 

A menudo me ocurre que a mitad del año han surgido objetivos que no contemplaba y que han ido tomando consistencia solos. Esto significa que la vida te está pidiendo que vayas por ahí, así que deja tus planes por el momento y sigue el flow. 

15 de diciembre: Toma tu collage y si no te inspira cierra los ojos, pon la mano en el pecho, conéctate con tu corazón y empieza a soñar de nuevo. Abre los ojos y anota tus sueños como si hicieras la carta a los Reyes Magos siendo una niña. Recuerda que estos serán los deseos que inspirarán tus objetivos el próximo 30 de diciembre. 

La primera cosecha previsiblemente será pequeña, la segunda también, la tercera un poco mejor pero tampoco gran cosa, pero el día menos pensado se habrá cumplido uno de tus grandes sueños. Dentro de un año otro sueño, y otro, y finalmente llegará la gran cosecha: descubrir que te has convertido en una mujer muy parecida a la que siempre quisiste ser.

El verdadero tesoro no es lo que consigues sino la persona en la que te conviertes para conseguirlo.

¡Resucita a la Diosa que hay en ti!

¡Endiósate!

Recursos para crear tu propio planning para 2021 📄

Esta película puede inspirarte “Ahora o nunca” 

Descarga PDF plantilla de objetivos 2021 autoeditable.

X